Bruselas multa con 561 millones de euros a Microsoft

Hoy Miércoles la Comisión Europea ha multado con 561 millones de euros a Microsoft por haber incumplido su compromiso de introducir la opción de selección de navegadores distintos a Internet Explorer en su versión de Windows 7, entre Mayo de 2011 y Julio de 2012, y que afectaría a 15 millones de clientes.

multa-microsoft-ue

Este compromiso de obligado cumplimiento tiene como objetivo eliminar el abuso de posición dominante y fomentar la competencia, de manera que los usuarios dispongan de la opción de seleccionar el tipo de navegador que deseen (Firefox, Chrome…).

El conjunto de sanciones que ha tenido que afrontar Microsoft desde 2004 ya suman  más de 2.200 millones de euros, todas ellas por abuso de posición dominante. Y es que Bruselas se ha propuesto luchar contra la posición de monopolio y oligopolio de algunas  compañías.

Es uno de los principios básicos de una economía justa y equilibrada: la libre competencia permite al cliente tener más opciones y evitar que las compañías obtengan una posición dominante sobre el consumidor, «obligándole» a consumir sus productos. Además la falta de competencia ralentiza las innovación tecnológica.

Todo ello nos lleva a un cierto punto tenebroso cuando pensamos en la situación reciente de muchos bancos y entidades financieras, que bajo la insistencia de la propia Comisión, fueron objeto de fusiones diversas, que provocaron justo el efecto contrario: concentrar la competencia en unas pocas entidades cada vez más grandes que permitieran «estabilizarlas», término que en este caso significa que sus balances y su propio tamaño las hicieran demasiado grandes para caer (conocido en el mundo anglosajón como Too Big Too Fail).