Neuromarketing ( o lo que queremos realmente)

neuromarketing

Cada vez se está hablando más del concepto del neuromarketing, tanto en organismos públicos como en privados. El propio término en sí se ha creado para el sector del “marketing” tanto el publicitario de productos y servicios, como el marketing de ideas (Político, de opinión,etc.). Y sí, el neuromarketing trataría, a grandes rasgos, sobre el estudio de las respuestas neuronales en nuestro cerebro frente a estímulos y experiencias.

En el ámbito científico cada vez se está dando más importancia a las emociones que a las razones. El poder de las emociones es mucho más poderoso de lo que nos pensamos, y es por eso por lo que la ciencia avanza para conocer más esta parte de nuestro cerebro, dejando un poco más de lado la parte racional. (Este tema será bien conocido por los seguidores y lectores de Eduard Punset).

En este caso, tenemos que dejar de pensar en el marketing como un proceso que llevan a cabo las empresas para vendernos productos, y encaminarlo a su significado más preciso, que podríamos resumir en el estudio de los comportamientos de las personas con respecto a los estímulos frente a sus necesidades y deseos.

Para romper con esta idea generalizada y asociada al sector empresarial, solo tenemos que pensar en como enfocan políticos y sus asesores  sus campañas, sector en el que no importan tanto los logros técnicos como su capacidad comunicativa: buscan una conexión con los votantes, para saber lo que necesitan, y decirles lo que quieren oír (puesto que cuando votamos lo hacemos sobre una promesa, nunca sobre un servicio ya otorgado). De esta manera la necesidad de “creer” se satisface con la promesa que nos brinden.

Pues bien, el neuromarketing basa sus estudios en la interpretación de las señales eléctricas de nuestro cerebro, conociendo que partes del mismo reaccionan positiva o negativamente a los estímulos. Se trataría entonces de optimizar los servicios, productos e ideas y dirigirlos hacia aquellos consumidores que realmente sea potenciales consumidores del mismo.

Este tema está generando un gran debate, puesto que mucha gente lo considera como una manipulación de los deseos y comportamientos del consumidor. Sin embargo, a su favor tenemos que decir que no es más intrusivo que otros sistemas actuales. Hoy en día estamos sumergidos completamente en un sistema similar a través de las redes sociales como Facebook, Twitter, y navegadores como Google, Yahoo, o sistemas de correo como Outlook, Gmail, etc. Todos ellos  basan la publicidad que nos ofrecen en un sistema de interpretación de la información personal que hacemos compartiendo nuestros datos y los de nuestros amigos.

Os dejamos un vídeo corto y un documental más largo (por si tenéis más tiempo) que compartimos de dos usuarios de Youtube:

Primer anuncio de la historia

papiro esclavo de shem

¿Alguna vez os habéis preguntado desde cuando existe la publicidad?

Probablemente la respuesta coincida con los primeros intercambios comerciales, ya sea a través del trueque o con los primeros comercios (nos podemos imaginar a alguien convenciendo a otra persona porque debe intercambiar su arroz con él y no con el del vecino).

Sin embargo, si lo que buscamos es el primer anuncio o documento publicitario de la historia por escrito, podríamos remontarnos al conocido como “papiro del esclavo de Shem”, un papiro egipcio de alrededor del año 1000 A.C. (antes de Cristo).

Resumiendo se trata de una advertencia sobre un esclavo fugado, y la recompensa que ofrece su dueño, que aprovecha la ocasión para meter una cuña publicitaria.

“Habiendo huido el esclavo Shem de su patrono Hapu, el tejedor, este invita a todos los buenos ciudadano de Tebas a encontrarle. Es un hitita, de cinco pies de alto, de robusta complexión y ojos castaños. Se ofrece media pieza de oro a quien dé información a cerca de su paradero; a quien lo devuelva a la tienda de Hapu, el tejedor, donde se tejen las más bellas telas al gusto de cada uno, se le entregará una pieza entera de oro”.

Algunos historiadores consideran algunos monumentos más antiguos como publicidad o propaganda de los líderes que los mandaron construir, pero orientado a labores exclusivamente comerciales, este parece ser el primero.

No deja de ser curioso el saber que los anuncios nos acompañan desde el inicio de nuestra vida en sociedad, a pesar de que a veces nos parezca una estrategia comercial reciente.

 

 

5 Consejos de marketing básico

????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

A pesar  de que hay infinidad de información en este sentido, no podemos dejar de reflejar en una entrada un pequeño resumen a modo de introducción sobre la importancia del marketing.

El apartado de marketing de una empresa o negocio (ya sea local o internacional) es de las labores más completas que existen en el mundo comercial, debido a que una buena estrategia de marketing conlleva el conocer cada punto del proceso desde los aspectos de producción, financieros, ventas, atención al cliente,etc. Lo cual no quiere decir que el departamento debe ser el encargado de llevar a cabo todas las tareas, sino de conocer la situación de los mismos y en base a ello tomar decisiones a corto o a largo plazo para mejorarlas.

Dejamos aquí 5 consejos para aquellos negocios que están empezando o se plantean introducirse un poco en este tipo de estrategias:

– Estudia la situación global de tu negocio: las ventas, producción, la distribución, opinión de clientes… todo ello depende en gran medida del tipo de negocio, pero conoce tus puntos fuertes y débiles,  de manera que puedes sacar provecho de tus fortalezas y mejorar los aspectos en que flojeas. Pide opiniones, a veces creemos que conocemos nuestro negocio más que nadie, pero lo que realmente importa es lo que necesita o espera el cliente, y no lo que tu ya estás ofreciendo. Esto ya se hace en gran medida, pero es importante reflejarlo por escrito  y poder consultarlo en cualquier momento.

Ponte objetivos pequeños y alcanzables: dependerá del dinero y tiempo que quieres invertir, pero por norma general y sobre todo al empezar, debes ponerte objetivos alcanzables y medibles. No pienses en facturar un 100% más de un mes para otro. Para empezar puedes ponerte objetivos mucho más pequeños o por ejemplo obtener un retorno del 15-20% sobre la cantidad invertida ese mes en publicidad.

– Estrategias online y offline: cada vez es más necesario invertir en estrategias online, pero el objetivo no tiene porque ser solo conseguir ventas en tu tienda online (a menos que sea la única vía de distribución de tu negocio). Si dispones de una tienda física, quizás te interese saber que el 70% de los compradores busca información online para luego acudir a realizar la compra en el local físico. Combina las dos cosas, no tienen porque ir separadas.

– Contesta con rapidez: se estima que alrededor del 50% de las compras finalizadas se realizan en la empresa que más rápido contesta a las solicitudes, siempre y cuando la diferencia entre unas y otras tanto en la calidad como el precio no sea abismal. A nadie le gusta que le hagan esperar.

– Analiza y guarda la información y resultados. Siempre que puedas utiliza el mismo sistema o aplicación de manera que puedas acceder a todos los datos a través del mismo y de esta manera tener una visión global de los resultados. Ahorrarás tiempo y te ayudarán a conocer aquellas cosas que te reportan mejores resultados.

Ánimo y paciencia, poco a poco ser irán logrando los objetivos.

 

Ilusiones ópticas 2

ilusion1

Nuestro cerebro tiene gran dependencia de nuestra visión. En ocasiones nuestros ojos pueden ver más de lo que nuestro cerebro puede entender. Cuando nuestro cerebro “no entiende” o se confunde con lo que estamos viendo, suele asignarle un patrón o buscar una solución fácil o similar para que nuestra vida siga adelante y no nos quedemos bloqueados con una información contradictoria.

En el ejemplo de la foto anterior (un puente en Noruega) lo primero que nos hace pensar es que no debemos cruzar nunca ese puente en nuestro coche o sería el último que cruzaremos. Sin embargo se trata de una ilusión óptica debido a la perspectiva.

puente noruega

 

En el siguiente vídeo (NO apto para personas epilépticas o muy sensibles a este tipo de estímulos), que tomamos prestado del canal del usuario de Youtube Scienceforum, podemos crearnos en efecto casi “psicotrópico natural” a través de este juego de confusión entre nuestra visión y el cerebro. Siguiendo las instrucciones obtendremos una visión distorsionada durante unos segundos. (Aviso: si sientes mareos es recomendable parar de verlo en el momento en que lo empieces a notar).